Tres historias de tres alumnas en estos videos reflejan en parte lo que muchas sienten y aprenden en los talleres de arte. Para algunas es un desafío, otras lo toman como una terapia, pero lo importante es que todas descubren su propio lenguaje artístico y aprenden las técnicas para expresarse.

«Es importante compartir con tus alumnas que cuando tú trabajas con color en abstracción, trabajas con la historia del observador y regalas tú obra, a infinitas posibilidades de interpretación, tantas como seres humanos hay en el mundo”.